REMEDIOS PARA EL ESTREÑIMIENTO EN NIÑOS

por | | |

Te damos algunos consejos prácticos para evitar el problema del estreñimiento en niños o para resolverlo si ya se ha presentado:

• Seguir el tiempo que sea posible con la lactancia materna que, entre otras ventajas, contribuye a mantener las heces blandas.

• Añadir malta a la leche o al yogur puede servir de ayuda a niños más mayorcitos.

• Otra sustancia útil es la lactulosa, un azúcar complejo que puede añadirse a los alimentos que el niño consume de forma habitual.

• Enriquecer la dieta del niño con fruta y verdura, alimentos ricos en fibras, que favorecen el tránsito intestinal, especialmente las ciruelas. La fibra hincha las heces, que adquieren mayor volumen, permitiendo un tránsito intestinal más rápido y sin problemas.

Los papás, preocupados por los esfuerzos que ha de hacer el bebé, intentan ayudarle recurriendo a diversos sistemas, como los enemas o supositorios, así como laxantes de distintos tipos. Estos métodos no son muy aconsejables por tres razones:

• Inducen a expeler las heces endurecidas contenidas en el colon de una forma demasiado brusca y dolorosa. Como consecuencia, el niño tiende a retener cada vez más las heces.

• Pueden causar hábito, impidiendo que el organismo, acostumbrado a "funcionar" tan sólo si se le estimula, encuentre su ritmo natural.

El factor más importante de curar el estreñimiento es una dieta natural y simple. Esto debe consistir en los alimentos sin refinar tales como cereales, salvado, miel, melaza y lentejas enteros del grano; vehículos verdes y frondosos, especialmente espinaca, habichuelas verdes, tomates, lechuga, cebolla, col, coliflor, nabo, calabaza, remolachas y zanahoria; frutas frescas, especialmente peras, uvas, higos, papaya, mangos, guayaba y naranja; frutas secas tales como higos, pasas, albaricoques ; productos lácteos bajo la forma de mantequilla, mantequilla de búfalo y crema.

El agua potable es beneficiosa no sólo para el estreñimiento pero también para limpiar del sistema, diluyendo la sangre y eliminar los venenos. El agua se debe, sin embargo, no tomar con las comidas, pues diluye los jugos gástricos esenciales para la digestión apropiada. El agua se debe tardar media hora antes o una hora después de comidas.

El niño-paciente puede ser dado el masaje abdominal que es beneficioso en el tratamiento del estreñimiento. Estimula el peristalsis de los pequeños intestinos, tonos encima de los músculos de las paredes de abdomen y elimina mecánicamente el contenido de intestinos grandes y pequeños.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada